Estudiar diseño sale caro.

Publicado por ToniEEEEEE!!!! on 5:18

(a pesar que nuestra colegiatura entre los ingenieros es la más barata)

Ramón, uno de nuestros egresados nos envió este articulo, creo que esta
interesante:

> Estudiar diseño es caro
>
> Esta es una pregunta que muchos nos hacemos, sobre todo cuando comparamos
> los gastos que tienen otras carreras como: actuaría, derecho, contaduría o
> administración. Así que no es nada raro cuestionarse ¿porqué estudiar diseño
> es tan caro?, ¿es necesario hacer ese nivel de inversión en materiales y
> recursos para poder asimilar el conocimiento? Yo digo que NO. A continuación
> algunas interesantes razones que encarecen innecesariamente la disciplina.

>
> Situación No 1. Tu profesor busca acercarte lo más posible a lo que pasa en
> el "mundo real"
>
> Es decir, tu profesor te quiere hacer pobre. No entiendo el porqué todavía
> en la enseñanza del diseño se exige que se hagan productos finales como
> revistas, periódicos, catálogos, etc, con el mismo nivel de calidad (en
> cuanto a impresión) como el que se aprecia en las editoriales grandes con
> cientos y miles de tirajes. Ortodoxamente se puede justificar diciendo: "es
> que uno tiene que vivir ese proceso, cuando salgamos de la carrera nos lo
> pedirán nuestros clientes". Yo contestaría:
>
> Cuando salgas de la carrera, tendrás clientes que te pagarán por diseñarlo e
> imprimirlo. La enseñanza debería enfocarse únicamente a poder hacer
> decentemente lo primero y el poder asimilar lo segundo con investigación,
> recomendación de lugares, y visitas a estos laboratorios, industrias o
> imprentas para conocer los procesos, nada descabellado. No es lo mismo
> imprimir un tiraje de 100, que mandar a hacer sólo uno que muy posiblemente
> va a costar como si fueran 100. Siempre hay un tiraje mínimo.


> Situación No 2. Tu profesor te pide diseñar cosas que están fuera de la
> realidad del diseño
>
> Es curioso, puesto que en el punto anterior lo que se supone que se busca es
> realizar proyectos lo más cercanos a la vida real. Pero cómo puede ser real
> cuando lo que piden son productos fuera de ésta. Por ejemplo una lectora nos
> preguntó lo siguiente a nuestra forma de contacto:
>
> "Tengo un trabajo de señalización para una empresa de transportes pero
> mi maestra nos prohibió usar materiales comunes ¿qué puedo hacer?"
>
> En este caso creo que se pueden hacer dos cosas muy divertidas: o se gasta
> todo el dinero en conseguir materiales de alta tecnología y tan
> profesionales que ni los especialistas del área lo compran o, usamos
> materiales de desecho y cualquier cosa "no común" que se pueda ocurrir y que
> de la finta. Esto puede ocasionar que jamás investigamos qué es lo que se
> está usando actualmente para hacer señalización profesional. Todo termina en
> una contradicción, creo que se puede explotar la creatividad de otra forma,
> empezando por plantear verdaderos problemas de diseño.
>

> El diseñador compulsivo
> Situación No 3. El estudiante para diseñar mejor siempre compra lo más caro
>
> Y creo que esto es de lo más común en los primeros semestres, el joven
> diseñador se hace de los mejores estilógrafos, pinceles, escuadras y si
> fuera poco compra todo por triplicado porque de seguro que se le acaban los
> materiales de tanto que los va a usar. También se tiene la falsa idea de que
> lo más caro nos hará diseñadores más finos casi que por encanto (lo mismo
> pasa con las computadoras). Creo que se debe controlar la emoción del
> momento, sale mejor preguntar a los estudiantes de semestres más avanzados
> qué vale la pena adquirir y qué no. Yo todavía tengo por ahí latas de
> pegamento iris que jamás usé.


> Situación No 4. Al diseñador le encanta gastar en sus entregas finales
>
> Cuando nos tardamos y esmeramos mucho tiempo en algún trabajo, nos gusta que
> quede "súper bien", y como el profesor nos pidió entregar un producto final
> "súper bien hecho" y empacado, es motivo suficiente para invertir lo que sea
> necesario en esa entrega final. Aquí nuevamente el diseñador debe estar
> conciente de no saltarse la barda en cuanto a gastos, se debe respirar
> profundamente y cuestionarse: ¿este trabajo lo voy a volver a usar?, ¿tiene
> alguna función extra además de obtener una calificación?, ¿he aprendido algo
> al hacer esto? Si la respuesta es NO (y te pasa en todas tus entregas),
> entonces algo raro está pasando con los proyectos que te piden o la forma en
> que los haces.


> Situación No. 5. Todas las anteriores (reiteradas veces en cada semestre)
>
> Aquí es cuando el diseñador se queda pobre... o mejor dicho los padres del
> diseñador se empiezan a quedar pobres.
>
> En conclusión, estudiar diseño se vuelve una carrera cara porque los mismos
> diseñadores así la hacen. Creo que tanto profesores como estudiantes se
> deben exigir una sana práctica del diseño que verdaderamente deje una
> enseñanza y experiencia útil, tomando en cuenta niveles creativos,
> metodológicos y técnicos.
>
> ¡Saludos!